Tarta de ricotta y cerezas

Tarta halloween

La combinación de queso y mermelada de frutos rojos siempre es un éxito, si además, lo ponemos dentro de una masa crujiente, obtenemos esta deliciosa tarta de ricotta y cerezas. Como dentro de poco se celebra Halloween, la he decorado para la ocasión.

Desde que vi esta receta en el libro Souvenir de Isabel Pérez, estaba deseando hacerla, sabía que me iba a gustar, y así ha sido. En el libro, Isabel dice que es la tarta más famosa de Roma, y que si quieres comerla o encargarla, tienes que ir a primera hora de la mañana a un pequeño local llamado Forno Boccione, donde se elaboran los mejores dulces de la ciudad desde hace muchos años. También dice que pocos turistas lo conocen.

Mi primer viaje fuera de España fue a Italia, hace ya mucho tiempo. Nos fuimos mi hermana y yo desde Madrid en autocar, ahora lo pienso y me parece una locura, fue muy cansado, pero lo pasamos muy bien y conocimos muchos sitios, entre ellos Roma. En aquel momento yo no conocía esta tarta, como la mayoría de los turistas, pero ahora que la conozco, espero volver a Roma para probarla. Dicen que si tiras una moneda en la Fontana de Trevi vuelves, ¡y yo lo hice!

Ingredientes

Masa
  • 45 g. de mantequilla a temperatura ambiente
  • 65 g. de azúcar
  • 1 huevo entero y 1 yema
  • Ralladura de la piel de medio limón
  • 200 g. de harina de trigo común
  • 4 g. de levadura química o impulsor
  • Una pizca de sal
Relleno
  • 300 g. de queso ricotta
  • 85 g. de azúcar glas
  • 25 g. de huevo (medio huevo mediano)
  • 200 g. de mermelada de cerezas

Elaboración

Masa
  1. Pon la mantequilla en un bol, agrega el azúcar y bate con una varilla hasta que tengas una mezcla cremosa.
  2. Agrega los huevos ligeramente batidos y la ralladura de limón, y mezcla de nuevo.
  3. Por último incorpora la harina tamizada junto con la levadura química, y a continuación la pizca de sal. Mezcla hasta que tengas una masa compacta que se despega de las paredes del bol.
  4. Forma una bola de masa, envuelve en film transparente y refrigera durante 15 minutos.
Relleno
  1. Mezcla el queso ricotta con el azúcar glas.
  2. Agrega el huevo y mezcla de nuevo.

Montaje y horneado

  1. Precalienta el horno a 180 º C y forra con papel de horno la base y las paredes de un molde de 15 cm. de diámetro.
  2. Corta la masa en dos partes, una un poco más grande que la otra. La más pequeña envuélvela de nuevo en film y reserva en la nevera. La más grande ponla sobre la mesa ligeramente enharinada.
  3. Extiende con un rodillo formando un círculo. Asegúrate de que es lo suficientemente grande para forrar el molde.
  4. Forra la base y las paredes del molde con la masa. Procura ajustarla lo mejor posible. Si se rompe por algún sitio, simplemente coge un poco de masa sobrante y pégala con los dedos.
  5. Vierte el relleno de queso y reparte por encima la mermelada de cerezas.
  6.  Extiende la masa que habíamos reservado formando también un círculo.
  7. Cubre el relleno con la masa, sella bien los bordes, y corta el sobrante con unas tijeras o un cuchillo. Con la masa que te sobre puedes hacer unas galletas.
  8. Lleva al horno durante 50 minutos o hasta que esté bien dorada.
  9. Deja enfriar por completo antes de desmoldar.
  10. Espolvorea la superficie con azúcar glas. Si quieres decorarla como yo, simplemente tienes que hacer unas plantillas y colocarlas antes de espolvorear el azúcar, después las retiras con cuidado y listo.

Porción de tarta de queso

Otras recetas que te pueden interesar.

¡COMPARTE!

NO TE VAYAS SIN DEJAR UN COMENTARIO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ÚLTIMOS POSTS

Scroll al inicio