Salsa de caramelo salado

Salsa de caramelo salado

La salsa de caramelo salado es una de mis salsas favoritas para acompañar una gran cantidad de postres, con helado está riquísima, pero también en unas tortitas, gofres, brownies, para rellenar magdalenas. La verdad que está tan rica que cuesta no comérsela a cucharadas. También le va muy bien a las tartas de queso, he preparado una sin horno que en casa ha sido todo un éxito, dentro de muy poquito compartiré la receta.

Preparar salsa de caramelo salado es muy sencillo, se trata de una salsa de caramelo o toffe a la que añadimos mantequilla salada, lo que le da un toque totalmente irresistible. También se puede hacer con mantequilla sin sal, que es lo que he hecho yo en esta ocasión, y añadir media cucharadita de sal común o en escamas.

Te dejo primero con la receta en vídeo para que veas como se prepara esta deliciosa salsa de origen francés paso a paso, después tienes la receta escrita.

 

Ingredientes:

  • 150 g. de azúcar
  • 55 g. de mantequilla sin sal (se puede sustituir por mantequilla salada y suprimir la 1/2 cucharadita de sal)
  • 110 ml. de nata para montar (mínimo 35 % de materia grasa)
  • 1/2 cucharadita de sal común o en escamas

Elaboración:

  1. Ponemos el azúcar en un cazo y llevamos a fuego medio bajo hasta que se funda y tenga un color dorado. Si la base de tu cazo no es muy grande puedes echar el azúcar en varias veces, según se vaya fundiendo vas agregando más. Remueve con una espátula de silicona o una varilla, si ves que se forman grumos de azúcar no te preocupes, sigue removiendo y se irán fundiendo.
  2. Apaga o retira el cazo del fuego y agrega la mantequilla cortada en dados, procura que la mantequilla no esté muy fría para que no haya mucho contraste de temperatura. Saldrán bastantes burbujas, remueve  hasta que la mantequilla se funda y se integre con el caramelo. Enciende de nuevo el fuego y cocina durante un minuto sin dejar de remover.
  3. Apaga de nuevo el fuego y agrega la nata, caliéntala un poco antes en el microondas para que no haya tanta diferencia de temperatura, aún así viértela en varias veces sin dejar de remover, saldrán de nuevo muchas burbujas.
  4. Enciende de nuevo el fuego y cocina durante un minuto, no lo dejes más porque cuando se enfríe quedará muy duro.
  5. Por último agrega la sal.
  6. Retira del fuego, pásalo a otro recipiente y deja enfriar.
  7. Conserva en la nevera en un tarro con tapa. Si cuando lo vayas a utilizar está un poco duro puedes calentarlo un pelín en el microondas.

Caramelo salado fácil

¡Bon appétit!

Pilar ♥

¡COMPARTE!

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp

NO TE VAYAS SIN DEJAR UN COMENTARIO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ÚLTIMOS POSTS

Descarga gratis mi ebook

Ir arriba

DESCARGA MI EBOOK GRATUITO

Recibirás 5 deliciosas y exclusivas recetas que no encontrarás en mi blog.

Dime tu nombre y un correo para enviártelo