Polos de cerezas y chocolate

Mini magnum de cerezas y chocolate

Con el verano a la vuelta de la esquina lo que más apetece son helados. Hoy inauguro la temporada con estos polos de cerezas y chocolate.

Hacer helados en casa es fácil, la combinación de sabores que puedes hacer es inmensa, te permite escoger ingredientes saludables y para mí no es imprescindible comprar una heladera.

Tenía muchas ganas de estrenar mi molde de polos tipo Magnum en tamaño mini, y tengo que decir que no puedo estar más contenta con el resultado. El tamaño me parece ideal y los polos se desmoldan perfectamente.

Me encantan las cerezas y aprovechando que estamos en temporada he querido hacer estos helados de cerezas y chocolate. Han quedado riquísimos y muy cremosos, no es necesario dejarlos a temperatura ambiente durante un rato antes de consumir para que no estén tan duros, como sí pasa con otros helados caseros. Estos te los puedes comer recién sacados del congelador.

Te dejo el vídeo para que veas que además son muy fáciles de preparar. Después tienes la receta escrita.

 

Ingredientes para 10 mini polos:

  • 150 g. de cerezas
  • 1 cucharada de sirope de arroz (se puede sustituir por cualquier otro sirope, miel, o azúcar)
  • Un chorrito de zumo de limón natural
  • 1/4 de cucharadita de maicena
  • 200 ml. de nata para montar o crema de leche
  • 120 g. de leche condensada

Para la cobertura:

  • 200 g. de chocolate
  • 1 cucharada de aceite de coco

 

Elaboración:

  1. Comenzamos lavando y quitando el hueso a las cerezas, yo lo hago muy fácilmente con un deshuesador.
  2. Pon un cazo al fuego con las cerezas deshuesadas, el sirope de arroz, y el chorrito de zumo de limón. Cocina hasta que las cerezas estén blanditas y tengas una especie de compota.
  3. Tritura con la batidora de mano y cuela el puré para retirar cualquier resto de piel.
  4. Agrega la maicena y remueve para que se disuelva.
  5. Lleva de nuevo al fuego para que espese un poco.
  6. Pásalo a otro recipiente y deja enfriar.
  7. Monte la nata con batidora de varillas.
  8. Agrega la leche condensada, en dos veces, con movimientos envolventes.
  9. Por último incorpora el puré de cerezas, hazlo también con movimientos envolventes.
  10. Vierte la mezcla de helado en los moldes. Yo he utilizado un molde de silicona con ocho cavidades para polos tipo Magnum tamaño mini. Si utilizas un molde igual que el mío verás que después de llenar las ocho cavidades sobra mezcla de helado para dos mini polos más, yo lo he congelado en un recipiente con tapa. En este caso es conveniente sacar el recipiente del congelador cada 45 minutos y remover con un tenedor para romper los cristales de hielo. Esto debes hacerlo durante las 4 primeras horas. En los moldes de polo no es necesario.
  11. Coloca los palitos y rellena un poco más si fuera necesario, deben quedar llenos justo hasta el borde, alisa con una espátula.
  12. Cubre con film transparente y lleva al congelador un mínimo de 6 horas, aunque yo prefiero dejarlos hasta el día siguiente.

Cobertura:

  1. Funde al baño maría el chocolate junto con la cucharada de aceite de coco. También puedes hacerlo en el microondas a intervalos de 30 segundos removiendo cada vez. El aceite de coco es para que el chocolate tenga una textura más fluida.
  2. Pasa el chocolate fundido a un vaso o tarro estrecho y alto.
  3. Desmolda los mini helados y sumérgelos en el chocolate sujetando por el palito. Espera a que caiga el exceso y ve dejándolos en una bandeja con papel de horno. Como los polos están congelados verás que el chocolate se endurece enseguida. Lleva de nuevo al congelador hasta el momento de consumir. Yo los guardo en un recipiente de cristal con tapa.

Helado de cerezas

También te puede interesar este helado de mango, o este otro de chocolate y naranja.

¡Hasta la próxima receta!

♥ Pilar ♥

¡COMPARTE!

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp

NO TE VAYAS SIN DEJAR UN COMENTARIO

2 comentarios en “Polos de cerezas y chocolate”

  1. Pilar, si algo tengo claro en mi vida es que jamas me compraré una heladera, sería una tentación terrible, ¡madre mía! Qué buenos tienen que estar estos polos, pero bueno, nunca digas, nunca jamás, Jajajaja…
    Besos

    1. Pues yo he estado a punto de comprármela en más de una ocasión Concha, y ahora me alegro de no haberlo hecho, primero porque ya no cabe un cacharro más en mi cocina, y porque me he dado cuenta de que no es imprescindible para hacer helados ricos en casa. La muestra está en estos polos, están buenísimos. Besos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ÚLTIMOS POSTS

Descarga gratis mi ebook

Ir arriba

DESCARGA MI EBOOK GRATUITO

Recibirás 5 deliciosas y exclusivas recetas que no encontrarás en mi blog.

Dime tu nombre y un correo para enviártelo