Piononos de Santa Fe | Receta casera fácil

Piononos de santa fe

Los piononos son unos pastelitos deliciosos elaborados con un bizcocho ligero, calados con un almíbar, y rellenos y coronados por una crema pastelera. Aunque hay que hacer tres elaboraciones distintas, son muy sencillas cada una de ellas y merece mucho la pena, porque si todavía no has probado los piononos no sabes lo que te estás perdiendo.


Son un dulce tradicional de la provincia de Granada, en concreto los más famosos son los piononos de Santa Fe. Si viajas por esta zona no dejes de probarlos, son exquisitos. Allí puedes probar la receta original, pero para los que no estamos cerca de Granada tenemos esta versión casera que queda muy rica también.

Tienes que hacer tres elaboraciones, pero las tres son básicos de la pastelería, muy sencillas y muy útiles para muchas recetas.

La primera es un bizcocho ligero, con tres ingredientes solamente y sin ningún tipo de levadura. Este bizcocho se puede hornear en molde o en plancha, que es como lo necesitamos para elaborar piononos.

También hay que preparar un almíbar muy sencillo que va a hacer que nuestro bizcocho quede tierno y jugoso durante más tiempo. Además le va a aportar el sabor con el que lo hayamos infusionado, en este caso yo he utilizado esencia de vainilla, pero puedes ponerle canela, ralladura de cítricos, ron, o la esencia que más te guste.

Por último una crema pastelera para rellenar y coronar los piononos. Una de las cremas más utilizadas en pastelería que a mi me encanta!

Comenzamos con la receta en vídeo donde puedes ver como se preparan paso a paso. Después tienes la receta escrita.

Ingredientes:

Bizcocho:

– 3 huevos
– 75 g. de azúcar
– 75 g. de harina

Almíbar:

– 75 ml. de agua
– 75 g. de azúcar
– 1/2 cdta. de esencia de vainilla

Crema pastelera:

– 500 m. de leche
– 1 cdta. de esencia de vainilla
– 125 g. de azúcar (separado en dos partes)
– 1 huevo entero y 2 yemas
– 40 g. de harina fina de maíz (Maizena)

Elaboración:

Comenzamos con el bizcocho, para ello pon en un bol bastante amplio los huevos junto con el azúcar. Bate con batidora de varillas hasta que consigas que la mezcla duplique o triplique su volumen y se convierta en una espuma densa. Para acelerar este proceso puedes utilizar un baño maría. Pon un cazo con agua a calentar y coloca el bol encima.

Añade la harina tamizada con movimientos envolventes. Procura que no queden grumos de harina sin disolver.

Vierte la masa en una bandeja de horno forrada con papel vegetal y con ayuda de una espátula extiéndela para que quede del mismo grosor por todas partes. Queremos obtener una plancha de bizcocho fina.

Ten el horno precalentado a 200 º C calor arriba y abajo para hornear la plancha de bizcocho en cuanto la tengamos preparada. Si la dejas reposar bastante tiempo empieza a perder el aire que le hemos incorporado, y esto no nos interesa en este bizcocho que no lleva ningún tipo de levadura.

Hornea durante 7-8 minutos.

Extiende un paño de cocina limpio sobre la mesa, puedes humedecerlo un poco aunque no es obligatorio. Pon encima una lámina de papel vegetal.

Cuando el bizcocho esté horneado lo sacamos del horno y lo volcamos sobre el papel que tenemos preparado con el paño en la mesa. De esta manera el papel sobre el que se ha horneado el bizcocho queda arriba y puedes retirarlo con cuidado, empieza despegando las esquinas.

Enrolla el bizcocho junto con el papel de horno que teníamos preparado, y a continuación con el paño. Deja enfriar enrollado sobre una rejilla.

Es más complicado explicar el proceso que hacerlo, si tienes cualquier duda te aconsejo que veas el vídeo.

Para hacer el almíbar tan sólo tienes que poner a calentar el agua junto con el azúcar. Cuando se haya disuelto el azúcar y comience a hervir añades la media cucharadita de esencia de vainilla, remueves, retiras del fuego y dejas enfriar.

Para la crema pastelera pon a calentar la leche junto con la mitad del azúcar y la esencia de vainilla. Cuando comience a hervir retira del fuego.

Mezcla en un bol el huevo y las 2 yemas con el resto de azúcar y la harina fina de maíz.

Vierte sobre esta mezcla la leche que hemos infusionado a través de un colador. Remueve y devuelve la mezcla de nuevo al cazo a través del colador.

Pon a calentar sin dejar de remover hasta que hierva y espese.

Retira del fuego, pasa la crema a otro recipiente y cubre con film transparente a piel, es decir que el film esté en contacto con la superficie de la crema para evitar que se forme costra. Deja enfriar.

Cuando tengamos frío el bizcocho, el almíbar y la crema empezamos a montar los piononos.

Retira el bizcocho del paño y papel de horno y desenrolla con cuidado.

Moja bien toda la superficie del bizcocho con ayuda de un pincel de silicona.

Extiende una capa de crema pastelera y enrolla de nuevo el bizcocho.

Corta los extremos y después corta en porciones más o menos iguales. El tamaño a tu gusto, yo he hecho unos piononos hermosos 🙂

Coloca cada porción de pie sobre una cápsula para magdalenas.

Pon el resto de la crema en una manga pastelera con boquilla lisa, y corona cada pionono con un montoncito de crema. También puedes hacerlo con una cuchara. Espolvorea azúcar encima de la crema y quémala con un soplete de cocina. Si no tienes soplete puedes meterlos en el horno para quemar el azúcar, con cuidado y vigilando que no se quemen.

Pionono de crema

 

Como hacer piononos de santa fe

Realmente son un bocado delicioso!! No te quedes sin probarlos!!

¡Gracias por leerme!

¡Hasta la próxima receta!

Pilar

¡COMPARTE!

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp

NO TE VAYAS SIN DEJAR UN COMENTARIO

2 comentarios en “Piononos de Santa Fe | Receta casera fácil”

  1. Pilar qué bonitos te han quedado, perecen de pastelería fina, y seguro que riquísimos, me encantan, más si son caseros, porque ya sabemos que en la mayoría de pastelerías han modernizado los métodos y entre una cosa y otra m todo sabe a lo mismo, azúcar sin más. Creo que merecen la pena, por el placer de comer algo rico, sabiendo que todo lo que lleva es natural y de confianza.
    Besos

  2. Están muy ricos Concha, qué ilusión me hace que te parezcan de pastelería fina, soy muy perfeccionista y me da mucha rabia cuando algo no queda a mi gusto. Y eso que también reconozco que a veces lo bonito de lo casero es precisamente la imperfección. La verdad que disfruto muchísimo haciendo postres y comiéndolos, qué es el problema jajaja. Besos!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ÚLTIMOS POSTS

Descarga gratis mi ebook

Ir arriba

DESCARGA MI EBOOK GRATUITO

Recibirás 5 deliciosas y exclusivas recetas que no encontrarás en mi blog.

Dime tu nombre y un correo para enviártelo