Pastel 3 leches de chocolate con trufa

Desde que descubrí el pastel tres leches y lo probamos en casa se convirtió en uno de nuestros favoritos. Tenía muchas ganas de preparar la versión de chocolate y como era de esperar nos ha encantado.

El pastel tres leches es muy fácil de hacer, se compone de un bizcocho ligero que se baña con una mezcla de tres tipos de leche, lo que hace que quede un bizcocho muy húmedo y jugoso. Se cubre con la crema que más te guste, puede ser crema chantilly, crema de queso, o con merengue suizo que es lo que hice yo en este pastel tres leches que compartí hace tiempo.

En esta versión se hace un bizcocho ligero de chocolate y el baño se prepara igual, con los tres tipos de leche, pero añadimos cacao en polvo y una cucharada de café soluble para potenciar el sabor del chocolate. Para cubrir he preparado una trufa rápida y he decorado con unas virutas de chocolate. También puedes hacer versión tarta cortando el bizcocho en dos capas y rellenando con trufa.

A continuación tienes la receta en vídeo donde puedes ver cómo se prepara paso a paso.

 

Ingredientes para el bizcocho:

  • 4 huevos
  • 100 g. de azúcar
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla
  • 100 g. de harina
  • 2 cucharadas de cacao en polvo puro sin azúcar

Para el remojo:

  • 175 ml. de leche
  • 175 ml. de nata para montar o crema para batir
  • 175 g. de leche condensada
  • 1 cucharada de cacao en polvo puro sin azúcar
  • 1 cucharada de café soluble

Para la trufa:

  • 200 ml. de nata para montar o crema para batir
  • 40 g. de azúcar glas
  • 1 cucharada de cacao en polvo puro sin azúcar

Elaboración:

Bizcocho

Precalentar el horno a 180 º C calor arriba y abajo.

Ponemos los cuatro huevos en el bol de la batidora, agregamos el azúcar y la esencia de vainilla y batimos con varillas hasta que duplique o triplique su volumen. Este paso es muy importante porque al ser un bizcocho que no lleva levadura química, el aire que incorporamos a la masa con el batido va a ser lo que haga que tengamos un bizcocho ligero y esponjoso.

Incorporamos la harina junto con el cacao previamente tamizados, lo hacemos con espátula de silicona y movimientos envolventes para no perder el aire que hemos incorporado a la masa durante el batido.

Forramos la base y las paredes de un molde de 20 cm. de diámetro con papel de horno y vertemos la masa.

Horneamos a 180 º C durante 30 minutos o hasta que al pinchar con un palillo salga limpio y seco.

Dejamos templar, desmoldamos y dejamos enfriar sobre una rejilla.

Remojo

Poner en un cazo todos los ingredientes y llevar al fuego hasta que se disuelvan el cacao y el café. Pasar la mezcla a una jarra y dejar templar.

Trufa

Poner la nata en un bol, agregar el azúcar y el cacao y batir con varillas hasta que monte y espese.

A continuación vamos a bañar el bizcocho.

Como el molde que he utilizado para hornear el bizcocho es desmontable, lo forro con film transparente para evitar que se salga el líquido por la base.

Metemos el bizcocho dentro del molde y lo pinchamos con un palo de brocheta, de esta manera absorberá mejor el líquido. Vertemos por encima la mezcla de tres leches con cacao y café,  lo hacemos en varias veces.

Extendemos la trufa por encima y decoramos con unas virutas de chocolate. Las puedes hacer fácilmente raspando una tableta con un pelador de patatas.

Conservar en la nevera hasta servir.

Este pastel como más rico está es después de haber reposado unas horas en la nevera para que el bizcocho absorba bien todo el líquido.

Es un pastel ideal para cualquier celebración porque no te llevará mucho tiempo hacerlo y seguro que gusta a todos.

¡Hasta la próxima receta!

♥ Pilar ♥

¡COMPARTE!

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp

NO TE VAYAS SIN DEJAR UN COMENTARIO

2 comentarios en “Pastel 3 leches de chocolate con trufa”

  1. ¡Dios mío, Pilar! No sabe una bien, cual es la mejor hora para venir a verte, porque ni te imaginas cómo me dejas, estoy en la cama, porque tengo que madrugar, y no sé muy bien cómo después de ver semejante maravilla, voy a poder dormir, me has despertado un hambre mortal, que desde las ocho de la tarde que me comí un sándwich de pavo, un kiwi y un yogur con arándanos, tengo la Ena en los pies, Jajajaja…, ¡lo que yo daría ahora mismo por un trocito de tu pastel, con una taza de leche calentita! Si no fuera por lo que es, me iba volando para tu casa, que seguro algo dulcesito y bien rico tienes que tener para desayunar contigo, Jajajaja…
    Besos y buenas noches, si es que puedo dormir después del “disgusto” de quedarme con la miel en los labios, Jajajaja…

    1. Te entiendo perfectamente Concha, yo también hago una cena ligera sobre las 8, y suelo editar fotos y vídeo por las noches, así que a veces me entra un hambre viendo las imágenes, jajaja…, menos mal que normalmente ya se ha acabado el dulce en cuestión porque sería muy difícil resistirse a ir a la nevera y coger un trocito.
      Lástima que estamos lejos y todavía no nos podemos teletransportar, jaja…, porque en mi casa siempre serías bienvenida con algo dulce y un café calentito. Besos!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ÚLTIMOS POSTS

Descarga gratis mi ebook

Ir arriba

DESCARGA MI EBOOK GRATUITO

Recibirás 5 deliciosas y exclusivas recetas que no encontrarás en mi blog.

Dime tu nombre y un correo para enviártelo