París-Brest

Paris Brest con muselina de avellanas

El París-Brest es un postre de origen francés compuesto por una corona de pasta choux, rellena de crema muselina con praliné de avellana, decorada con almendra laminada tostada y azúcar glas. Una verdadera delicia como la mayoría de los postres franceses.

Parece ser que recibe su nombre en honor a una carrera de bicicletas que se realizó entre las ciudades de París y Brest en 1891. Un pastelero que estaba viendo la carrera se le ocurrió hacer en su honor un pastel con forma de rueda de bicicleta.

Es un postre muy rico para cualquier celebración, yo lo he preparado este año para la cena de nochevieja y comida de año nuevo y ha gustado mucho en casa. Preparé uno de 18 cm. de diámetro con el relleno tradicional del París-Brest, y otros 2  de 10 cm. de diámetro cada uno, que rellené con trufa.

Te dejo con el vídeo donde puedes ver como se prepara paso a paso, después tienes la receta escrita.

 

INGREDIENTES PARA LA PASTA CHOUX:

  • 100 ml. de agua
  • 50 g. de mantequilla
  • 1/2 cdta. de azúcar
  • 1/2 cdta. de sal
  • 75 g. de harina de trigo
  • 2 huevos
  • Almendra laminada cruda para espolvorear por encima

CREMA PASTELERA:

  • 250 ml. de leche
  • 60 g. de azúcar
  • 20 g. de harina fina de maíz (Maizena)
  • 1 huevo

PRALINÉ DE AVELLANAS:

  • 100 g. de avellanas tostadas
  • 75 g. de azúcar
  • Unas gotas de zumo de limón natural
  • 1/2 cdta. de aceite vegetal ( yo he utilizado de girasol)

CREMA MUSELINA CON PRALINÉ DE AVELLANAS:

  • Toda la crema pastelera
  • 150 g. de mantequilla a temperatura ambiente
  • 75 g. de praliné de avellanas

ELABORACIÓN:

PASTA CHOUX:

Poner en un cazo al fuego el agua, la mantequilla, sal y azúcar. Dejar hasta que hierva y se haya derretido la mantequilla.

Apagar el fuego y echar toda la harina de golpe. Remover hasta que tengamos una masa lisa que se despega de las paredes del cazo.

Dejar templar durante 10 minutos.

Agregar los huevos ligeramente batidos. Agregamos el primero y hasta que no lo absorba la masa no agregamos el segundo, que lo agregaremos poco a poco comprobando la textura de la masa, porque quizás no sea necesario añadirlo entero. Debemos conseguir una masa que al levantar una pequeña cantidad con una espátula caiga un poco formando un pico.

Pasamos la masa a una manga pastelera con boquilla rizada, yo he utilizado la 1 M de la marca Wilton.

Para que sea más fácil formar la corona de masa he dibujado un círculo en un papel de horno ayudándome de un molde de 18 cm. de diámetro. Después lo he colocado boca abajo para que el lado donde he pintado quede en contacto con la bandeja de horno y no con la masa.

Haz un primer círculo de masa sobre la plantilla, a continuación un segundo círculo pegado al anterior por dentro, y un tercer círculo justo en el medio de los dos.

Pinta suavemente la superficie con huevo batido y espolvorea almendra laminada cruda.

Lleva al horno precalentado a 180 º C durante 35-40 minutos o hasta que esté dorada.

Deja enfriar sobre una rejilla.

CREMA PASTELERA:

Pon a calentar en un cazo la leche junto con la mitad del azúcar de la receta (30 g.). Remueve y cuando se haya disuelto el azúcar retira del fuego.

Bate con una varilla en un bol el huevo con la otra mitad de azúcar y la harina fina de maíz hasta que no queden grumos.

Vierte encima la leche caliente a través de un colador y remueve.

Devuelve de nuevo la mezcla al cazo a través del colador y mantén a fuego medio sin dejar de remover hasta que hierva y espese.

Pasa la crema a otro recipiente, cubre con film transparente a piel y deja enfriar.

PRALINÉ DE AVELLANAS:

Poner al fuego una sartén o cazo con las avellanas tostadas, la mitad del azúcar y unas gotas de zumo de limón.

Mantener a fuego medio removiendo hasta que se funda el azúcar.

Agregar el resto de azúcar y seguir removiendo.

Cuando se haya derretido el azúcar, baja el fuego y sigue removiendo hasta que tengas un caramelo color ámbar oscuro.

Extiende la mezcla sobre un papel de horno y deja enfriar.

Cuando se haya enfriado tendremos una mezcla compacta, trocea y tritura en una picadora o procesador de alimentos.

Tritura primero un poco, añade el aceite de girasol y sigue triturando hasta que consigas una mezcla lo más lisa posible.

Pasa el praliné de avellanas a un tarro de cristal con tapa.

CREMA MUSELINA CON PRALINÉ DE AVELLANAS

Batir con varillas la mantequilla a temperatura ambiente hasta que esté cremosa.

Agregar el praliné de avellanas y batir de nuevo hasta que se integre.

Bate también con varillas la crema pastelera para que recupere la cremosidad.

Incorpora la mantequilla con praliné con ayuda de una espátula.

MONTAJE:

Corta con un cuchillo de sierra la corona de pasta choux por la mitad.

Rellena con la crema muselina de avellana a tu gusto. Yo lo he hecho con manga pastelera y boquilla rizada formando una especie de cordón.

Espolvorea un poco de azúcar glas por encima.

Paris-Brest

A continuación puedes ver cómo quedan los más pequeños rellenos de trufa.

Paris brest con trufa

Hasta aquí la primera receta del año, espero que te haya gustado mucho y te animes a prepararla 🙂

¡Hasta la próxima receta!

♥ Pilar ♥

¡COMPARTE!

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp

NO TE VAYAS SIN DEJAR UN COMENTARIO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ÚLTIMOS POSTS

Ebook postres y dulces navideños (incluye videoreceta de Roscón de Reyes)

Descarga gratis mi ebook

Ir arriba

DESCARGA MI EBOOK GRATUITO

Recibirás 5 deliciosas y exclusivas recetas que no encontrarás en mi blog.

Dime tu nombre y un correo para enviártelo