Mousse de frutos rojos

Mousse de frambuesas

La receta de hoy es una mousse de frutos rojos, un postre delicioso, ligero, fresco y además sin horno.

Me encantan los frutos rojos frescos y suelo comprarlos a menudo, pero también suelo tener en el congelador alguna bolsa de arándanos o de mezcla de frutos rojos, que para este tipo de postres dan muy buen resultado.

Esta mousse la he preparado con una mezcla de frutos rojos congelados aunque después he utilizado para decorar frambuesas frescas, que es lo que tenía en ese momento.

Hacer esta mousse es muy sencillo, tan solo tienes que tener en cuenta un par de cosas. Tienes que triturar los frutos rojos para obtener un puré. Yo siempre lo cuelo para retirar las semillas y los trozos de piel que puedan quedar. Ten en cuenta que para conseguir 175 g. de puré después de colar, tienes que triturar unos 250 g. de fruta.

La otra cosa es que para esta receta hay que hacer un merengue italiano, que no te eche para atrás si no lo has hecho nunca. No es difícil, como puedes ver a continuación en el vídeo.

 

Ingredientes:

  • 175 g. de puré de frutos rojos
  • 4 hojas de gelatina neutra
  • 100 ml. de nata para montar (35 % M.G.) o crema de leche
  • 2 claras de huevo tamaño L
  • 90 g. de azúcar

Para decorar (opcional)

  • Nata montada
  • Frambuesas frescas
  • Azúcar glas

Elaboración:

Comenzamos poniendo a hidratar las hojas de gelatina en agua bien fría.

Lleva al fuego un cazo con la mitad del puré de frutos rojos. Cuando esté bien caliente apaga el fuego y añade las hojas de gelatina hidratadas y escurridas. Remueve hasta que se disuelvan y agrega el resto de puré de frutos rojos, mezcla y reserva.

Pon la nata en un bol y bate con batidora de varillas hasta que esté semimontada.

A continuación vamos a hacer un merengue italiano. Pon las claras de huevo en el bol de la batidora pero no empieces a batir todavía.

Pon el azúcar en un cazo, vierte 30 ml. de agua y lleva a ebullición. Tenemos que conseguir un almíbar que alcance 120 º C. por lo que necesitamos un termómetro de cocina.

Cuando el almíbar haya alcanzado los 100 º C es el momento de empezar a batir las claras.

Cuando alcance los 120 º C baja la velocidad de la batidora y agrégalo a las claras en forma de hilo sin dejar de batir. Procura verterlo por un lado, pegado a la pared del bol para que no caiga en las varillas. Sube de nuevo la velocidad de la batidora y sigue batiendo hasta que obtengas un merengue firme y brillante.

Incorpora el puré de frutos rojos con gelatina a la nata semimontada, en dos veces y con movimientos envolventes.

Incorpora después el merengue, también en varias veces con movimientos envolventes. Puedes hacerlo con una espátula de silicona, o con una varilla manual.

Vierte la mousse en los recipientes que hayas elegido, yo he utilizado unos ramequines. Refrigera un mínimo de 4 horas.

Decora con nata montada, frambuesas frescas y azúcar glas.

La decoración de nata montada la he hecho con manga pastelera y boquilla 1 M de Wilton.

Souffle de frambuesas

 

Si te gustan este tipo de postres no te pierdas esta mousse de limón con solo 3 ingredientes o esta otra mousse rápida de café.

¡Un abrazo!

♥ Pilar ♥

¡COMPARTE!

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp

NO TE VAYAS SIN DEJAR UN COMENTARIO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ÚLTIMOS POSTS

Descarga gratis mi ebook

Ir arriba

DESCARGA MI EBOOK GRATUITO

Recibirás 5 deliciosas y exclusivas recetas que no encontrarás en mi blog.

Dime tu nombre y un correo para enviártelo