Gougères

Bolas de queso

Los Gougères son unas bolitas de masa choux con queso, normalmente gruyère o comté, aunque puedes poner el queso que más te guste. Son ideales como aperitivo.

Dicen que los gougères se crearon para que los catadores de vino de la región francesa de la Borgoña no se emborracharan.

La masa  o pasta choux es muy versátil, sirve tanto para dulce como para salado. Es la masa que utilizamos para hacer profiteroles, lionesas o éclairs. Pero también es la misma que utilizamos para preparar estos bocaditos de hummus, muy ricos y con una presentación muy original.

Para hacer gougères, preparamos la masa choux con sal y una pizca de especias, y al final agregamos el queso rallado. La masa cunde mucho, con las cantidades de esta receta, han salido 55 gougères, aunque depende del tamaño que los hagas. Yo he hecho dos tandas, los más grandes del tamaño de una nuez, más o menos, y la otra un poco más pequeños.

Quedan crujientes por fuera y tiernos y ligeros por dentro. Tal cual están muy ricos, pero si quieres los puedes rellenar. Como más ricos están es recién hechos, al día siguiente ya no estarán crujientes, pero seguirán estando muy buenos. Si quieres los puedes calentar unos minutos en el horno antes de servir.

 

Ingredientes para 50 gougères aproximadamente:

  • 60 ml. de leche
  • 65 ml. de agua
  • 50 g. de mantequilla
  • 1/4 de cucharadita escasa de sal
  • Nuez moscada
  • Pimienta negra molida
  • 75 g. de harina de trigo común
  • 2 huevos
  • 50 g. de queso gruyere rallado más cantidad extra para espolvorear por encima

Elaboración

  1. Pon un cazo al fuego con la leche, el agua, la mantequilla cortada en dados, la sal y las especias, y lleva a ebullición.
  2. Cuando la mantequilla se haya fundido y la mezcla comience a hervir, retira el cazo del fuego y agrega toda la harina. Remueve con una espátula de silicona o una cuchara de madera, hasta que tengas una masa que se despega de las paredes del cazo.
  3. Lleva de nuevo a fuego muy bajo durante uno o dos minutos, sin dejar de remover, para que la masa se seque. Pásala a un bol y deja que temple durante 5-7 minutos.
  4. Agrega los huevos uno a uno, hasta que la masa no absorba el primero no agregues el siguiente.
  5. Añade el queso rallado y mezcla muy bien.
  6. Precalienta el horno a 180 º C calor arriba y abajo.
  7. Pasa la masa a una manga pastelera con boquilla redonda lisa, la mía es del número 10, o utiliza una par de cucharas para hacer montoncitos de masa sobre una bandeja de horno con papel vegetal. Deja separación entre ellos porque en el horno crecerán.
  8. Pon un poco de queso rallado encima y hornea durante 20-25 minutos o hasta que estén dorados.

Cheese puffs

Otras recetas que te pueden interesar.

¡COMPARTE!

NO TE VAYAS SIN DEJAR UN COMENTARIO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ÚLTIMOS POSTS

Descarga gratis mi ebook

Scroll al inicio