Galletas saladas caseras

Crakers caseros

Las galletas saladas, también conocidas como crackers, no pueden faltar a la hora del aperitivo o en cualquier picoteo. Hacerlas en casa es muy fácil y rápido, y quedan muy ricas y crujientes. Con la ventaja de que además las puedes condimentar a tu gusto. Yo las he puesto unas escamas de sal, semillas de sésamo y orégano seco.

Ideales para preparar canapés, con cualquiera de estos tres patés vegetales caseros están riquísimas, también con hummus de garbanzos. Incluso solas, cuando empiezas a comerlas no puedes parar, jaja.

Solo necesitas cuatro ingredientes muy básicos, espero que te animes a probarlas.

 

Ingredientes:

  • 125 g. de harina de trigo común
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 55 ml. de agua
  • 15 ml. de aceite de oliva virgen extra
  • Escamas de sal, semillas de sésamo y orégano seco (opcional)

Elaboración

  1. Pon la harina en un bol, agrega la sal y mezcla.
  2. Haz un hueco en el centro y vierte el agua y el aceite. Empieza a mezclar con una cuchara incorporando poco a poco la harina de los laterales hacia el centro. Sigue amasando con la mano y cuando veas que no quedan restos de harina en el bol pásala a la mesa y sigue amasando hasta obtener una masa lisa y homogénea, en cinco o siete minutos estará lista.
  3. Haz una bola de masa, ponla de nuevo en el bol y cubre con un paño limpio. Deja reposar durante quince minutos.
  4. Precalienta el horno a 180 º C calor arriba y abajo.
  5. Estira la masa con un rodillo sobre la mesa ligeramente enharinada. Debes dejarla de unos 2-3 mm. de grosor. Cuanto más fina sea la masa más crujientes quedarán.
  6. Corta las galletas con un cortador, yo he utilizado uno cuadrado de 6 cm. de lado. La masa sobrante la vuelves a juntar, estirar, y sigues haciendo más galletas. Ve dejándolas en una bandeja de horno con papel vegetal.
  7. Pínchalas varias veces con un tenedor.
  8. Píntalas con una mezcla de agua con un chorrito de aceite de oliva.
  9. Espolvorea escamas de sal en unas pocas, semillas de sésamo en otras y orégano seco en el resto. Esto es opcional, puedes no condimentarlas o hacerlo con otros ingredientes a tu gusto.
  10. Hornea a 180 º C durante 15 minutos o hasta que veas que están ligeramente doradas.
  11. Deja enfriar y ya tienes listas unas galletitas saladas para el picoteo.

Galletas saladas caseras

También me encanta hacer canapés con blinis, una especie de tortitas en tamaño mini típicas de la cocina rusa.

¡Hasta pronto!

Pilar ♥

¡COMPARTE!

NO TE VAYAS SIN DEJAR UN COMENTARIO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

ÚLTIMOS POSTS

Descarga gratis mi ebook

Ir arriba