Galletas de limón rellenas

Galletas rellenas de limón

El sabor y el aroma del limón es maravilloso y en la mayoría de los postres queda muy bien, a mí me encantan los postres con limón, si a ti también te pasa lo mismo no te pierdas estas galletas de limón rellenas. Unas galletas riquísimas para tomar acompañadas de un té o café calentito para merendar.

Las galletas son las típicas de mantequilla a las que he añadido ralladura de limón. He puesto la ralladura de medio limón en las galletas y la del otro medio en la crema. Han quedado con un suave sabor a limón, si te apetece que tengan un sabor intenso a limón, aumenta la cantidad de ralladura tanto en las galletas como en la crema.

La crema de relleno es una de mis favoritas, una crema de mantequilla de merengue suizo o swiss meringue buttercream. Como su propio nombre indica se trata de hacer primero un merengue suizo, es el que hacemos calentando las claras junto con el azúcar al baño maría antes de batir con las varillas. Cuando tenemos un merengue firme y frío se añade la mantequilla y después la esencia que hayamos elegido. Es una crema riquísima también para rellenos y cobertura de tartas, y para cupcakes.

Las he hecho con los bordes rizados y los puntitos en la parte de arriba porque me recuerdan a unas galletas de limón rellenas, que compraba siempre cuando íbamos de viaje, en la tienda de la gasolinera. ¡Qué tiempos! Cuando podíamos viajar.

Con estas cantidades y tamaño han salido 36 galletas, 18 ya rellenas y terminadas. La crema ha llegado justa para rellenarlas.

 

Ingredientes para las galletas:

  • 150 g. de mantequilla a temperatura ambiente
  • 75 g. de azúcar
  • 1 huevo entero y 1 yema
  • 250 g. de harina común
  • Ralladura de 1/2 limón

Para la crema de limón:

  • 1 clara de huevo
  • 80 g. de azúcar
  • 80 g. de mantequilla a temperatura ambiente
  • Ralladura de 1/2 limón

Elaboración:

Bate con el accesorio pala de la batidora la mantequilla junto con el azúcar hasta que se integren perfectamente. También puedes hacer la masa de las galletas con varillas o a mano.

Agrega el huevo entero y la yema y sigue batiendo.

Añade también la ralladura de limón.

Por último incorpora la harina, en varias veces sin dejar de batir. Bate lo justo hasta que se integre.

Vuelca la masa sobre la mesa enharinada y forma una bola con las manos. Envuelve en film transparente y refrigera  al menos durante media hora.

Espolvorea un poco de harina por la mesa, encima de la masa, a mí también me gusta poner un poco de harina en el rodillo, y estira hasta dejar un grosor de 5 mm. más o menos. Lo mejor es utilizar unas tablillas niveladoras para asegurarte de que la masa queda del mismo grosor por todas partes.

Corta las galletas con un cortador redondo rizado de 6 cm. de diámetro y colócalas en una bandeja para horno dejando separación entre ellas. Si la bandeja es antiadherente no es necesario poner papel de horno.

La masa sobrante la volvemos a juntar formando una bola, la estiramos y seguimos haciendo galletas hasta terminar con toda la masa.

Con un tenedor pincha 3 veces la mitad de las galletas para hacer unos puntitos de decoración. Estas galletas serán las que pondremos arriba después de rellenar con la crema.

Llevamos al horno precalentado a 180 º C, calor arriba y abajo, durante 10-12 minutos. Cuando veas que se empiezan a dorar los bordes ya estarán.

Deja templar sobre la bandeja y después pásalas a una rejilla para que se enfríen por completo.

Para hacer la crema de relleno comenzamos preparando un merengue suizo, para ello ponemos la clara de huevo junto con el azúcar en un bol al baño maría, y sin dejar de remover esperamos que la mezcla alcance los 60 º C. Lo ideal es tener un termómetro de cocina, pero si no lo tienes puedes coger un poco de la mezcla entre dos dedos y cuando no notes los gránulos de azúcar, porque se habrán disuelto, ya estará listo.

Pasa la mezcla al bol de la batidora y bate con varillas a velocidad alta hasta que tengas un merengue.

Toca las paredes del bol de la batidora para asegurarte de que el merengue está frío, baja la velocidad y agrega la mantequilla cortada en cubos, poco a poco sin dejar de batir. Cuando termines de agregar toda la mantequilla sube de nuevo la velocidad de la batidora y bate hasta que se integre.

Por último agrega la ralladura de limón.

Pon una pequeña porción de la crema en la mitad de las galletas, lo más fácil y rápido es con manga pastelera y boquilla redonda lisa del nº 10. Tapa con las galletas que habíamos decorado con los puntitos.

Espolvorea un poco de azúcar glas por encima.

Galletas de limón

Galletas de limón rellenas

Si te gustan los postres con limón no te pierdas esta mousse de limón con solo 3 ingredientes o estos pastelitos de limón y almendras.

¡Un abrazo!

♥ Pilar ♥

¡COMPARTE!

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp

NO TE VAYAS SIN DEJAR UN COMENTARIO

4 comentarios en “Galletas de limón rellenas”

  1. Pilar qué bonitas te han quedado, me gusta mucho el limón y nunca me faltan en mi cocina, en repostería junto con la Canela y la Vainilla, son mis aromas preferidos.
    Estas galletas, bueno similares, me gustan mucho, aunque las compro poco porque son un vicio, me gustan más que ninguna otra rellena, por muy famosas que Sean, aunque realmente yo en cuestión de galletas, me las como todas, algo de Triki tengo que tener, Jajajaja…
    Besos

    1. A mí también me encanta el limón, el aroma y el sabor que da a los postres es exquisito, y la crema queda deliciosa.
      No creas que eres la única, yo también soy un poco monstruo de las galletas, me gustan todas, jajaja…
      Besos!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ÚLTIMOS POSTS

Descarga gratis mi ebook

Ir arriba

DESCARGA MI EBOOK GRATUITO

Recibirás 5 deliciosas y exclusivas recetas que no encontrarás en mi blog.

Dime tu nombre y un correo para enviártelo