Cupcakes de vainilla rellenos de crema y cubiertos de merengue y chocolate

Hola a tod@s ! Hoy os traigo una receta de cupcakes espectacular. Empezando por el bizcocho, que a partir de hoy, es mi receta favorita de bizcocho de vainilla para cupcakes. De todas las recetas que he hecho hasta ahora ésta es la mejor, riquísimo y súper esponjoso. El relleno de crema pastelera le queda ideal, y el merengue italiano ha quedado delicioso. Y como toque final un poco de chocolate por encima. Vamos que lo tienen todo para triunfar, aquí os dejo la receta:

Ingredientes para 12 cupcakes grandes.

Para el bizcocho:

– 120 ml de leche
– 1 cucharadita de vinagre blanco
– 120 ml de aceite de girasol
– 200 g de azúcar
– 3 huevos
– 200 g de harina
– 1 cucharadita de levadura química
– 1 cucharadita de bicarbonato sódico

Para la crema pastelera:

– 500 ml de leche
– 1 rama de canela
– 150 g de azúcar
– 50 g de harina
– 3 yemas de huevo

Para el merengue italiano:

– 240 g de azúcar glas ( 180 g en un recipiente y 60 g en otro)
– 60 ml de agua
– 120 g de claras de huevo ( 3 huevos )
– 1 cucharadita de vinagre blanco

– 100 g de chocolate para postres

Elaboración:

Precalentamos el horno a 180 º C calor arriba y abajo, y preparamos nuestra bandeja con cápsulas para cupcakes.

Preparamos el buttermilk casero, para ello vertemos la cucharadita de vinagre blanco sobre la leche y dejamos reposar 10 minutos.

En un bol amplio batimos con varillas, el aceite junto con el azúcar hasta que se integren totalmente.

Agregamos los huevos uno a uno, batiendo cada vez.

Incorporamos la mitad de la harina, previamente tamizada con la levadura y el bicarbonato, mezclamos. A continuación vertemos el buttermilk que teníamos reservado, volvemos a mezclar. Por último añadimos la otra mitad de harina y mezclamos hasta que tengamos una masa homogénea y sin grumos.

Llenamos nuestras cápsulas de cupcakes hasta un máximo de 2/3 de su capacidad ( yo me pasé un poco por eso me quedaron con copete ), y horneamos durante 20-22 minutos o hasta que al pinchar con un palillo, éste salga limpio y seco.

Sacamos del horno, dejamos templar 5 minutos, y después los pasamos a una rejilla hasta que se enfríen por completo.

Para la crema pastelera ponemos a calentar en un cazo la leche con la rama de canela, hasta que empiece a hervir. Esto se hace para aromatizar la leche, si preferís podéis poner cáscara de limón o una vaina de vainilla, en vez de una rama de canela.

En un recipiente resistente al calor mezclamos las yemas, el azúcar y la harina. Podéis añadir un poco de la leche cuando esté tibia y hacemos una papilla, reservamos.

Cuando la leche empiece a hervir, la retiramos del fuego y la dejamos templar un poco. A continuación la vertemos sobre la papilla que teníamos reservada, poco a poco y removiendo constantemente para que no se hagan grumos.

Vertemos de nuevo la mezcla en el cazo y lo ponemos a calentar a fuego medio, sin dejar de remover, hasta que espese. Tarda un poquito en espesar así es que tened un poco de paciencia.

Cuando nuestra crema esté lista, retiramos del fuego y cubrimos con film de plástico tocando la superficie para que no se haga costra, y dejamos enfriar por completo.

Para hacer el merengue italiano tenemos que hacer un almíbar con el agua y los 180 g de azúcar. Para ello ponemos a calentar un cazo con los dos ingredientes. Llevamos a ebullición sin remover hasta que alcance los 118-120 º C. Para este paso necesitáis un termómetro de azúcar, si no lo  tenéis os aconsejo que lo compréis porque no es caro y viene muy bien.

Mientras tanto vamos montando las claras con una batidora de varillas, es conveniente que estén a temperatura ambiente para que monten más rápido. Cuando empiecen a montar añadimos la cucharadita de vinagre y los 60 g de azúcar en forma de lluvia, sin dejar de batir.

Cuando el almíbar haya alcanzado los 118-120 º C, lo retiramos del fuego y lo vertemos sobre las claras muy poco a poco pero de forma constante y sin dejar de batir hasta que el merengue esté brillante y firme, unos 10 minutos. Ya tenemos listo nuestro merengue.

Con un descorazonador de manzanas hacemos un agujero en el centro del cupcake, y rellenamos con crema pastelera. Lo mejor es poner la crema en una manga con boquilla redonda, para que sea más cómodo y rápido este paso. Volvemos a colocar la tapa de bizcocho.

Ponemos el merengue en una manga pastelera con boquilla de estrella (yo he usado la 1 M de Wilton ), y cubrimos el cupcake.

Por último derretimos el chocolate al baño maría, y se lo echamos por encima.

Uf que receta más larga.

Pero de verdad que merece mucho la pena.

Quedan unos cupccakes deliciosos !!

Animaros !!

Hasta pronto !!

¡COMPARTE!

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp

NO TE VAYAS SIN DEJAR UN COMENTARIO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ÚLTIMOS POSTS

Descarga gratis mi ebook

Ir arriba

DESCARGA MI EBOOK GRATUITO

Recibirás 5 deliciosas y exclusivas recetas que no encontrarás en mi blog.

Dime tu nombre y un correo para enviártelo