Cheesecake de dulce de leche y galletas Lotus sin horno

Tarta de queso con dulce de leche

 

Las tartas de queso o cheesecakes frías me encantan y ya tengo unas cuantas en el blog. Son unas tartas muy fáciles de preparar y admiten un sin fin de sabores. La de hoy lleva una base de galletas Lotus y relleno de dulce de leche, una combinación de sabores muy rica. Para decorar, más dulce de leche.

Este tipo de tartas son ideales para cualquier celebración, como necesitan tiempo para cuajar, la haces el día anterior y te despreocupas del postre el día del evento. Además son tartas frescas, ligeras, y nada empalagosas, lo que las hace perfectas como culminación de cualquier comilona.

En mi blog tienes unas cuantas donde elegir, desde la cheesecake clásica con un toque de limón y mermelada de fresa, una cheesecake de Oreo, y también de galletas Lotus. En la sección de Recetas dulces/tartas puedes ver más.

Pero de momento te dejo con la receta en vídeo de esta cheesecake de dulce de leche tan rica. Después tienes la receta escrita.

 

Ingredientes:

Base
  • 100 g. de galletas Lotus
  • 40 g. de mantequilla sin sal
Relleno
  • 250 g. de queso crema tipo Philadelphia
  • 125 g. de dulce de leche + 50 g. para decorar
  • 200 ml. de nata para montar (35%M.G.)
  • 3 hojas de gelatina neutra

Elaboración

  1. Tritura las galletas, bien con una picadora o metiéndolas en una bolsa de uso alimentario y pasando un rodillo por encima.
  2. Agrega la mantequilla fundida y tritura de nuevo. Funde la mantequilla en el microondas a potencia media y a intervalos de 30-40 segundos para que no se queme. Si lo prefieres puedes fundirla al baño maría.
  3. Forra la base de un molde desmontable de 15 cm. de diámetro con papel vegetal y pon una tira de acetato de uso alimentario alrededor.
  4. Echa las galletas trituradas con la mantequilla en el fondo del molde, reparte y aplasta con el dorso de una cuchara, también puedes hacerlo con la base de un vaso.
  5. Reserva en la nevera mientras preparas el relleno.
  6. Pon a hidratar las hojas de gelatina en agua bien fría.
  7. Separa una pequeña cantidad de la nata para disolver después la gelatina, con unos 50 ml. será suficiente. Monta el resto con varillas y reserva en la nevera.
  8. Pon el queso crema en un bol y bate con varillas para que adquiera cremosidad.
  9. Agrega el dulce de leche y bate de nuevo.
  10. Calienta unos segundos en el microondas la nata que habíamos reservado. Añade las hojas de gelatina hidratadas y escurridas y remueve con una cuchara para que se disuelvan.
  11. Vierte sobre la mezcla de queso y bate para que se reparta.
  12. Por último incorpora la nata montada con una espátula de silicona y movimientos envolventes.
  13. Echa en el molde sobre la base de galleta y alisa la superficie.
  14. Refrigera un mínimo de 4 horas, mejor si la dejas hasta el día siguiente.
  15. Una vez cuajada extiende por encima los 50 g. de dulce de leche. Si está muy espeso puedes meterlo unos segundos en el microondas para que se vuelva más fluido.
  16. Conserva en la nevera hasta la hora de servir.

Tarta de queso con dulce de leche

 

¡Hasta la próxima receta!

Pilar ♥

¡COMPARTE!

NO TE VAYAS SIN DEJAR UN COMENTARIO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ÚLTIMOS POSTS

Descarga gratis mi ebook

Ir arriba