Cáscara de naranja confitada

naranja confitada

La cáscara de naranja confitada es un dulce muy rico para tomar como postre o para incluir en otras elaboraciones como bizcochos, panes dulces, o roscón de reyes. Hacerlo en casa es muy sencillo, solo debes tener un poco de paciencia.

Básicamente el proceso consiste en llevar a ebullición la cáscara de naranja cinco veces, y después cocerla en un almíbar durante noventa minutos más o menos. Por último debemos dejarla secar veinticuatro horas sobre una rejilla.

Las cantidades de ingredientes son variables pues dependen del peso de la cáscara de naranja. Después del quinto hervor la pesamos, y el peso que nos de será el mismo que utilicemos de azúcar y de agua para hacer el almíbar.

Yo he confitado la cáscara de dos naranjas que han pesado 295 g., pero de la misma manera puedes confitar la cáscara de tres, cuatro, o las naranjas que quieras. También puedes confitar, usando el mismo método, la naranja entera cortada en rodajas muy finas, o cáscara de limón.

Puedes conservar las tiras de naranja confitadas en su propio almíbar, también puedes rebozarlas en azúcar, o bañarlas en chocolate, son casi como una golosina.

 

Ingredientes:

  • 2 naranjas de piel gruesa a ser posible ecológicas
  • El mismo peso de la cáscara de naranja de azúcar y de agua (Por ejemplo, 300 g. de cáscara de naranja, 300 g. de azúcar y 300 g. de agua)
  • 1/2 cucharadita de sal
  • Azúcar necesario para rebozar
  • Chocolate necesario para bañar las tiras de naranja confitada

Elaboración

  1. Lava y seca las naranjas. Corta los extremos y pélalas «a lo vivo». Haz tiras de medio centímetro más o menos.
  2. Coloca las tiras de cáscara de naranja en un cazo, cubre con agua, añade la sal y lleva a ebullición.
  3. Deja cocer un minuto y escurre.
  4. Devuelve la cáscara de naranja al cazo, cubre con agua limpia (ya no se pone sal), y lleva a ebullición. Escurre y repite los mismos pasos 5 veces en total.
  5. Después del quinto hervor déjalas escurrir muy bien y pésalas (en mi caso pesan 295 g.).
  6. Pon el mismo peso de azúcar en un cazo (295 g.), agrega la misma cantidad de agua (295 g.) y lleva a ebullición.
  7. Cuando comience a hervir y se haya disuelto el azúcar incorpora las tiras de cáscara de naranja. Deja cocer a fuego medio bajo durante 90 minutos aproximadamente. Verás que el almíbar se vuelve más denso y la cáscara de naranja brillante.
  8. Retira del fuego, deja templar unos minutos y cuela. El almíbar lo puedes utilizar en cualquier bizcocho.
  9. Pasa las tiras de cáscara de naranja a una rejilla y deja secar durante 24 horas.

Cómo tomar la cáscara de naranja confitada.

  • Puedes utilizarla para decorar un roscón de reyes, también la puedes añadir, cortada en cubos, a la masa de un plum cake o cualquier bizcocho, o en un panettone.
  • Rebozadas en azúcar (escarchadas).
  • Bañadas en chocolate. Funde el chocolate en el microondas a potencia media e intervalos de 30-40 segundos para que no se queme. Baña las tiras de cáscara de naranja hasta la mitad y déjalas sobre papel de horno hasta que solidifique el chocolate. Conserva en el frigorífico.

¡COMPARTE!

NO TE VAYAS SIN DEJAR UN COMENTARIO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ÚLTIMOS POSTS

Scroll al inicio