Bizcocho de mandarina y nata montada

Pastel de mandarina

Aprovechando que estamos en temporada de mandarinas he hecho un bizcocho con ellas, lo he cubierto con nata montada y he decorado con mandarina fresca.

La peculiaridad de este bizcocho es que lleva en el interior las mandarinas enteras. Siempre que lo veía por la red me llamaba mucho la atención y tenía ganas de hacerlo. He de decir que el corte del bizcocho queda muy curioso, pero la realidad es que a la hora de comerlo no es muy práctico encontrarte las mandarinas enteras. Por lo demás, es un bizcocho muy rico y sencillo con ralladura y zumo de mandarina para darle sabor.

Cubrirlo con nata montada es opcional pero la combinación con la mandarina me ha gustado mucho.

Si te apetece ver la receta paso a paso échale un vistazo al vídeo que te dejo a continuación. Si lo prefieres, puedes leer la receta más abajo.

 

Ingredientes:

  • 5 mandarinas
  • 2 huevos
  • 125 g. de azúcar
  • Ralladura de la piel de una mandarina
  • 80 ml. de aceite de girasol
  • 130 g. de harina de repostería (se puede sustituir por harina de trigo común)
  • 1 cucharadita de levadura química
  • 80 ml de zumo de mandarina

Para cubrir el bizcocho:

  • 200 ml. de nata para montar (35 % M.G.)
  • 2 cucharadas de azúcar glas

Elaboración

  1. Precalentar el horno a 180 º C, calor arriba y abajo.
  2. Poner en un bol los huevos junto con el azúcar y mezclar con una varilla. Si lo prefieres puedes utilizar batidora de varillas eléctrica aunque no es necesario.
  3. Agregar la ralladura de mandarina y mezclar de nuevo.
  4. Verter el aceite en forma de hilo sin dejar de remover.
  5. Incorporar la harina tamizada junto con la levadura en dos veces alternando con el zumo de mandarina.
  6. Forrar con papel de horno la base y las paredes de un molde desmontable de 15 cm. de diámetro.
  7. Pelar las mandarinas y colocarlas enteras en la base del molde.
  8. Cubrir con la masa de bizcocho.
  9. Llevar al horno a 180 º C durante 55-60 minutos o hasta que al pinchar con un palillo salga limpio y seco.
  10. Dejar templar sobre una rejilla, desmoldar y dejar enfriar por completo.
  11. Batir con batidora de varillas la nata junto con el azúcar glas hasta que monte y espese.
  12. Cuando el bizcocho se haya enfriado por completo lo cubrimos con la nata montada y decoramos con mandarina fresca.

Bizcocho con mandarinas

Bizcocho de mandarina y nata montada

También te puede interesar estas tartaletas de chocolate rellenas de crema de mandarina, o esta receta de crema de naranja, o este bizcocho de naranja y mascarpone.

¡Hasta pronto!

Pilar ♥

¡COMPARTE!

NO TE VAYAS SIN DEJAR UN COMENTARIO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

ÚLTIMOS POSTS

Descarga gratis mi ebook

Ir arriba